Blogia
Cartas a Michelle

Y DESDE FRANCIA, LUIS CASADO OPINA:

Y DESDE FRANCIA, LUIS CASADO OPINA:

Tonto’l culo

escrito por Luis Casado

martes, 31 de julio de 2007

En el ejercicio 2006-2007 la cifra de negocios de Microsoft superó los 50 mil millones de dólares gracias al esfuerzo y la productividad de unos 70 mil empleados. Esto da una asombrosa cifra de negocios de más de US $ 714.000 por currante. En comparación, la copia feliz del Edén logra a duras penas producir un PIB de 130 mil millones de dólares con 17 millones y medio de holgazanes que sólo aportan US $ 7.428 por nuca. Cien veces menos.


Como puede verse, la productividad de los BillGatesboys es acojonante o el genio del patrón es infinito. Los beneficios de Microsoft superan los US $ 14 mil millones anuales, o sea 40 millones de dólares por día: un millón seiscientos mil dólares por hora. En el planeta Microsoft el clima es asoleado y el cielo muy azul.


De ahí que nuestro ministro de economía Alejandro Ferreiro, el producto interior más bruto que tenemos, creyese estar bien inspirado al firmar un acuerdo tecnológico que hace de Chile una especie de colonia de Microsoft con un pretexto explicitado en los “Considerandos”: “La evidencia que demuestra que la adopción de tecnologías de información es responsable directa del crecimiento económico”(sic).


Yo suelo pitorrearme de los economistas al peo que afirman todo y su contrario basándose mayormente en la lectura de las tripas de las aves, pero debo confesar que a la fecha ninguno había empujado la idiotez a un nivel que sólo explica la impunidad con que se hablan huevadas en Chile.


Yo no soy ningún mal pensado (bueno, si, un pelín) pero el contenido del acuerdo Chile-Microsoft es tan inverosímil que, después de rehusarme a creer tal hazaña, no pude sino llegar a la conclusión que Ferreiro, como tantos otros ministros antes de él, está luchando contra el desempleo comenzando por el suyo propio: ¿Cuanto apuestas que Ferreiro llegará a ser miembro del Directorio de Microsoft Chile, ¿Ah? ¿Cuanto?


De otro modo no se explica que transforme el Estado de Chile en el alcahuete de los intereses de una firma privada, en su agente comercial, en protector de su monopolio, a cambio de un aporte de no más de 2,6 millones de dólares que Microsoft, en su generosidad infinita, le entregaría a nuestro país en dádivas varias.


Nunca te importe que una buena parte de los beneficios anunciados verán el día bajo la forma de descuentos en la venta de productos que el Estado de Chile se compromete a promover, lo que no le impide al acuerdo -redactado por algún caradura de mucho cuidado-, precisar que su objetivo principal es contribuir efectivamente al interés general del país.


Uno supone que Ferreiro no se entera, o que no sabe leer porque en los EEUU Microsoft acaba de ser condenada a pagar una multa record de mil quinientos veinte millones de dólares por violación de patentes del estándar MP3, propiedad de una empresa francesa.


Hace un par de años la Unión Europea (UE) condenó Microsoft a una multa de 497 millones de euros (unos 680 millones de US $) por abuso de posición dominante, léase monopolio.


Mejor aun, visto que Microsoft sigue negándose a entregar las informaciones exigidas por la UE, el generoso partner de Ferreiro está pagando una multa de 2 millones de euros por día de atraso, multa que va en unos 300 millones y sigue aumentando.


Los problemillas de Microsoft no paran ahí dado que el Estado de California le está aplicando otra multa por mil cien millones de dólares, por estafa a 14 millones de clientes.


Todo esto no es sino pecata minuta para una empresa pirata que puede pagar todas las multas indicadas con menos de la cuarta parte de sus beneficios, y el “aporte” que le hace a Ferreiro con menos de dos horas de lucro. Y que se da el lujo de comprar, con tres chavos, feudos comerciales en el tercer mundo gracias a ministros tontos del culo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres