Blogia
Cartas a Michelle

CARTA DE UN RETORNADO

Juan de Dios Acuña Acuña

Chaiten 674 Villa Robert Kennedy

Fono 7413357

 Difundida por Provincia Virtual

 


Señora

Michel Bachelet

Presidenta de Chile

Prersente

 

Con todo respeto expongo mi disconformidad por los hechos vistos hasta hoy.

En 1973 donde todos dimos lo mejor de nuestra inteligencia para salvarnos de tanta represión hacia los opositores directos, y poder enfrentarlos, en el largo plazo construir una "Democracia".

Mi actitud siempre fue ser un servidor para mi pueblo, que hasta hoy sigo siendo, pero con una pena en el corazón de ver que el estado no lo ve igual.  El estado chileno de esa fecha preparó y ejecutó por sus servidores todo tipo de torturas y asesinatos y desaparición de nuestros compañeros, el suscrito fue torturado doce veces por estos servidores, dejándome muy mal, exilado y retornado en 1985, para volver a tomar el lugar que me corresponde hasta hoy y siempre. 

Pero con dolor de saber que a los torturadores, se le paga $ 400.000 mensuales, más un incremento por los daños psicológicos que recibieron.

El suscrito lo encuentra insólito, por decir lo menos.  Pero los torturados recibimos $112.000 mensual, o sea una limosna como se ve, esto en democracia.  Más aún que autoridades reciban grandes pensiónes, senadores, diputados, abogados etc. (que vergüenza) 

Sin embargo yo debiera recibir como exonerado, retornado, yo trabajé en el departamento de ejecución directa de Corvi.

Estuve exiliado en Suecia, con el apoyo del embajador sueco.

Me hicieron tira mi media agua donde vivía con mi familia, en el campamento Nueva Habana hoy Nuevo Amanecer.  Donde yo era dirigente con otros compañeros que hoy están muertos, yo no sé cómo estoy vivo.

Pero sigo luchando por la democracia en una junta de vecinos, y por los derechos humanos.  Espero que el estado hoy, me reconozca mi lucha y me de una pensión digna, para vivir con dignidad el resto de vida en esta tierra. 

El embajador sueco consiguió una casa en san Joaquín y mi familia fue trasladada donde yo me radiqué con ella.

Desde san Joaquín fui tomado preso por la CNI, me echaron abajo la puerta y me sacaron bajo un ejército armado, y me metieron dentro de una camioneta, me vendaron y me llevaron al regimiento ferrocarrilero de Puente Alto, las celdas eran los carros que viajaban al Volcán, por primera vez me sacaron a la tortura y fue mi primera experiencia en mi vida, los golpes de corriente en mi cuerpo y testículos, fueron cómo cuatro veces estos interrogatorios. 

Después nos vendaron nuevamente y nos subieron a un camión, después de recorrer no sé cuánto tiempo nos metieron en Londres Núm. 38 nos percatamos por las campanas de la iglesia, y en las celdas llantos, gritos, quejidos etc...

Los interrogatorios se componían de: Corriente, golpes, medicamento para dormir, me cortaron una oreja, me volaron mis dientes a puras patadas, me cortaron un dedo de mi mano, cuánto maltrato. 

Aquí conocí por la voz a Osvaldo Romo cómo torturador, yo lo conocía de antes, porque hicimos una toma de terreno en los Duraznales que hoy es Lo Hermida, un asesino pues bien, sin saber cómo aguanté tanto mal trato, nos sacaron en un camión como simulacro de asesinato corrieron no sé cuánto y nos llevaron a Tejas Verdes de San Antonio, llantos, quejidos nuevamente, calvario, torturas. 

Allí conocí al teniente Contreras en esos años.  Un día fuimos sacados y trasladados a la cárcel pública, nos interrogaron en celdas donde también estaba el General Bachelet, ahí me encontré con muchos compañeros que me conocían y que ayudaron a sanar mis heridas. 

Una mañana nos sacaron y nos llevaron, me pareció que era Avenida España y nos hicieron una especie de Consejo de Guerra porque había de todas las fuerzas y me dijeron que tenía cinco años por activista político e incitar a la rebelión contra del Estado actual.

Después de varios meses nos sacan a algunos a Tres Álamos, otros a Capuchino, en ese traslado yo me introduje con los compañeros que iban a Nexo Capuchino, iban amigos como Roberto Celedon, Sule y otros que yo conocía, pues dentro de Capuchino el abogado Montealegre hizo defensa de varios de nosotros y un día menos pensado me llamaron, estaba libre.  Salí a la calle San Pablo, tome un taxis y llegué a mi casa, sin haber nada sólo mis hijos y señora, ¿qué hacer para vivir y comer y alimentar a mis hijos?. 

Busqué contactos, ahí supe de los comienzos de los desaparecidos yo estaba en esos planes, nuevamente recorrí a los contactos Suecos y ellos me movieron el pasaporte y viaje hacia Suecia.  Cuando estábamos en eso mi amiga Lumi Videla era degollada.

A la llegada a Suecia tenía que pedir asilo político, el cual estaba tramitado y empecé una nueva vida, tuve la posibilidad de hablar sobre la pobreza de mi país.  Con una película que se hizo en Chile y termina en la comunidad Sueca, la película se llama el “macho latinoamericano”.  Donde hablo de las tomas de terreno para tener una vivienda en Chile. 

Bueno todo fue una experiencia nueva, todo lo que un ser humano necesita en comodidad y dinero o sea vivir la democracia todos iguales, ocho años estuve en ese mundo ajeno a los pobres de mi país trabajé en los Chile-Comité recolectando dinero y ropa, para enviar a Chile.

Pero ya en Chile se hablaba del plebiscito y no me cayó duda de volverme a tomar mí puesto de opositor al régimen dictatorial y me radiqué en la comuna Estación Central a trabajar por él no desde marzo de 1985 hasta hoy, espero que hoy se me reconozca mi lucha por la democracia y la libertad

 

Un servidor Juan de Dios Acuña Acuña

Chaiten 674 Villa Robert Kennedy

Fono 7413357

 

 miércoles, 11 de julio de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres