Blogia
Cartas a Michelle

DECLARACION ANTE NOMBRAMINETO DIRECTOR CONADI


CENTRO MAPUCHE DE ESTUDIO Y ACCIÓN
COMISIÓN JURÍDICA INDÍGENA URBANA WARRANKA
CONSEJERÍA INDÍGENA URBANA
 
DECLARACION ANTE EL NOMBRAMIENTO
DE DIRECTOR GENERAL DE LA CONADI
Y EL MANEJO GUBERNAMENTAL DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS HACIA LOS INDÍGENAS
 
  1. El nombramiento reciente de Director General de la CONADI constituye un nuevo acto de autoritarismo, desprecio y discriminació n de parte del Gobierno y de la “clase política” wingka, en contra de los pueblos indígenas.
  2. Nuevamente se ha impuesto la presión de los partidos políticos y poderes fácticos transnacionales (religiosos y empresariales) por encima de los intereses y derechos de la base social. Lamentamos comunicar el fin de la utopía de un “Gobierno de la Ciudadanía ”. La sociedad civil no cuenta, la clase política militante y los poderes supraestatales son los que deciden lo que se hace y lo que no se hace en este país.
  3. Rechazamos no tanto la persona del nuevo director como sí la dinámica generada:
a)      El director anterior, Jaime Andrade Guenchocoy, debió renunciar ante los obstáculos que puso a su labor la actual Ministra de Planificación, Cladisa Hardy, que es de su propio partido. Estas fueron las verdaderas “razones personales” de su decisión.
b)      La CONADI se encontró en acefalía casi un mes, período en el cual el Gobierno resolvió la cuestión sin intentar buscar un apoyo consensual entre la dirigencia y representantes indígenas, sino casi exclusivamente dejándose presionar por los partidos wingka concertacionistas. En esta presión incidió el desenlace de todos los casos de corrupción, como si a los pueblos indígenas nos importara que el gobierno trate de mantener sus inestables “equilibrios” que se traducen en cómo repartir el botín del Estado entre cuatro partidos.
c)      Los consejeros indígenas ante la CONADI hicieron ver a la ministra Hardy, el perfil que debía tener el director que fuese nombrado, a fin de maximizar su legitimación ante el mundo indígena y la efectividad de su labor en el cargo. La primera condición era que el director debía ser indígena y con un vasto conocimiento y experiencia de la temática indígena. La ministra no hizo caso a estas observaciones.
d)      Durante esta acefalía, se perfilaron nombres de indígenas capacitados para asumir las funciones de director de la CONADI. Pero los partidos presionaron en contra de sus propios militantes, en medio de pugnas internas, anulando la posibilidad de que uno de ellos fuese el nombrado.
e)      El gobierno finalmente nombró a un no indígena, sin legitimidad ni capacidad de incidencia ante las comunidades en conflicto.
f)        Los partidos políticos wingka han demostrado imponer sus intereses mezquinos por encima de los intereses del mundo indígena. Han desconfiado de los propios indígenas que militan en sus filas, entre los cuales había profesionales sólidamente capacitados en materias técnicas, dotados de vasta experiencia y conocimiento del complicado tema indígena y, lo más importante, con identidad y pertenencia a sus comunidades, las cuales les confieren reconocimiento.  En la práctica, se ha probado la inoperabilidad y nula incidencia de los indígenas militantes al interior de dichos partidos wingka, así como el mal proceder de algunos dirigentes y asesores del más alto nivel.
 
  1. No se trata simplemente de una pugna por que los directores de la CONADI sean indígenas, esto es una parte de las condiciones que deben tener los encargados de las políticas públicas hacia el mundo indígena. Se trata de que en decisiones como ésta, debe existir la voluntad política del Gobierno para consultar efectivamente a los principales afectados, los pueblos indígenas (Ley 19.253, art. 34), cuya voz no debe verse sólo como contestataria, sino valorar la voluntad constructiva existente en nuestros pueblos, capaces de cogestionar junto a las autoridades políticas, que no tienen el conocimiento de nuestra realidad, conocimiento indispensable para que las políticas estatales no fracasen una vez más, como ocurrirá esta vez a causa de la torpeza cometida por el gobierno, especialmente la ministra Hardy. La ambición partidista wingka y el desconocimiento de la realidad indígena, llevarán a conflictuar aun más la difícil situación que viven las relaciones entre el Estado y nuestros pueblos.
  2. El nuevo director pertenece a la Democracia Cristiana y tiene el apoyo de ésta y de la Iglesia Católica. No quiere reconocer su militancia, para poder dejar la Subdirección Sur también en manos de la DC. Es curioso observar que se produjo hace poco una recuperación territorial por parte de una comunidad dirigida por mapuche cercanos a la DC. Personas que descalificaron por más de dos décadas el proceso de recuperación territorial, se han visto impulsadas recién ahora a crear un hecho consumado que tuvo parte en desestabilizar la anterior dirección de la CONADI. Hoy la DC ve cumplido su objetivo, hecho que se enmarca en un proceso mayor y más grave aun, que es abrir un frente anti-PS/PPD, anti-Bachelet, creando una “oposición interna” dentro de la Concertación. Ante el chantajismo de la DC en contra de los demás partidos del actual Gobierno, éste se vio obligado a designar un DC en la CONADI , para rebajar la presión de esta emergente “oposición interna”. No olvidaremos que fue esta oposición DC la que hizo fracasar la “Ley Navarro” que buscaba poner fin al conflicto de los prisioneros políticos mapuche. Por paradoja, el nuevo director (si llega a ejercer el cargo) heredará este conflicto agudizado por malas gestiones de la Subdirección Sur y no tendrá el “piso” que hubiera tenido un director indígena.
  3. Los pueblos indígenas no tenemos por qué sufrir las consecuencias de la corrupción y de los vaivenes de la clase política wingka. Situaciones como ésta, alejan aun más a la base social indígena, respecto del estado wingka y su institucionalidad. Responsabilizamos al gobierno, especialmente a la ministra Hardy, del desencuentro entre el Estado y el mundo indígena.
  4. Para los pueblos indígenas, no es tan importante la CONADI como pudiera creerse, y nuestra declaración ante esta nueva arbitrariedad no significa valorar el papel de esta institución ante el mundo indígena. Pero este hecho cobra valor en la medida que refleja la actitud del gobierno ante nuestros pueblos e involucra la única instancia que los gobiernos concertacionistas han sido capaces de crear para relacionarse con el mundo indígena. Los indígenas urbanos denunciamos que haya en democracia, funcionarios ineficientes vitalicios, como el actual Jefe de la Oficina de Santiago de la CONADI , blindado por la torpe política del PS (al que también pertenece la Ministra ) y que ha causado el repudio de las asociaciones indígenas de la Macrorregión Central.
  5. Con actuaciones de este tipo, el gobierno está dando por acabado el Nuevo Trato. Con funcionarios( as) torpes, de nada sirven promesas electorales, reuniones con indígenas partidistas en Traitraiko (N. Imperial para el wingka), nuevos anuncios de políticas públicas asistencialistas, que por lo demás no se llevan a buen término. El mal accionar de los partidos wingka, ha anulado los intentos de la Presidenta por instaurar un “gobierno de la ciudadanía” y hacen inefectivas las señales positivas que la jefa de Estado había dado hacia nuestros pueblos, las cuales valoramos pero se quedan en el plano de “señales”, “gestos” desprovistos de valor simbólico y de un accionar concreto.
  6. Sólo la movilización de los pueblos indígenas nos permitirá establecer nuevos referentes que permitan democratizar las decisiones: crear Comisiones Políticas que coordinen la acción de las comunidades y asociaciones en cada región o territorio (por lo que valoramos la Comisión Política Indígena Urbana de la Región Metropolitana ), establecer Mesas Indígenas Regionales, establecer una coordinación de políticas indígenas con verdadera efectividad y capacidad de decisión, reestructurar la CONADI y, si es necesario, disolverla, para ir a la creación de un Ministerio de Asuntos Indígenas, con políticas pertinentes y con pertenencia indígena de sus principales funcionarios.
  7. Toda esta situación demuestra que el mundo indígena debe independizar su accionar respecto de los partidos wingka concertacionistas, cuyos intereses son en última instancia contrarios a los de nuestros pueblos.
  8. Saludamos la decisión de los consejeros indígenas, comisiones políticas, comunidades y asociaciones que han desconocido la gobernabilidad que ofrece el nuevo director de la CONADI y que no entrarán a legitimar un accionar estatal excluyente, asimilacionista y corruptor, mientras no haya señales claras de cambio de actitud de parte del gobierno. Las primeras señales deberán ser la renuncia de la Ministra de Planificación (ya exigida por algunas de nuestras autoridades) y del recién nombrado director.
  9. Los indígenas urbanos no vamos volver a legitimar un aparato estatal excluyente, con políticas asimilacionistas y corruptoras, en desmedro de nuestros pueblos de origen. Unimos nuestras luchas a las de nuestros hermanos y hermanas de las comunidades en conflicto de norte a sur. Si no hay políticas justas para todos, no seremos nosotros los que nos prestemos a servir de yanakona.
  10. Los pueblos indígenas no podemos conformarnos con limosnas del Estado ni con políticas corruptoras y asimiladoras que buscan anular nuestros derechos colectivos.
a)      Sólo cuando se apruebe una nueva constitución en que nuestros pueblos tengan pleno reconocimiento,
b)      sólo cuando sea ratificado el Convenio 169 de la OIT (obstruido por la derecha en el parlamento wingka),
c)      sólo cuando se ponga en libertad a los prisioneros mapuche, rehenes del Estado e injustamente condenados tras montajes y procesos viciados,
d)      sólo cuando se establezca una política de restitución de tierras usurpadas y una efectiva protección al medio ambiente y a la cultura de cada pueblo originario,
e)      sólo cuando nuestros derechos colectivos sean efectivos, podremos hablar de Nueva Relación.
 
CENTRO MAPUCHE DE ESTUDIO Y ACCIÓN
COMISIÓN JURÍDICA INDÍGENA URBANA WARRANKA
CONSEJERÍA INDÍGENA URBANA
 
Mapuche waria (Mapocho, Santiago), Wallmapuche, 28 de noviembre de 2006
Vísperas del aniversario del asesinato de nuestro Püllü Am Kallfü Renü (Galvarino)

 

Beto  lugar_beto@yahoo.es
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres