Blogia
Cartas a Michelle

CARTA ABIERTA A LA SRA. PRESIDENTA DE CHILE, MICHELLE BACHELET


Ginebra, 3 de junio 2007

SEÑORA:
MICHELLE BACHELET
PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA DE CHILE

Sra. Presidenta:

Nosotros, miembros de organizaciones sociales sudamericanas y europeas, concientes de los graves problemas de violación de los
derechos humanos que existen en Chile y de la represión sistemática del Estado chileno contra el pueblo mapuche, queremos manifestarle lo siguiente:

Su visita a Suiza con la cual se pretende demostrar y vanagloriar los avances del Estado chileno en materia de derechos humanos, nos
conlleva a una reacción de  preocupación, decepción e indignación cuando en su gestión, se continúa perpetuando el sistema represivo
instaurado por la Dictadura Militar.

La represión y la persecución política contra cualquier organización social que se oponga al modelo neoliberal, es práctica cotidiana por
parte de la policía chilena y los aparatos de seguridad del Estado, quienes utilizan sofisticados métodos y tecnología cuyos costos,
paradójicamente, son solventados gracias al pago de tributos de quienes el Estado reprime y persigue.

Jóvenes, pobladores, sindicalistas, organizaciones políticas y en especial, el pueblo mapuche y sus expresiones organizadas, son
sistemáticamente perseguidos con la intención de destruir desde la raíz, el movimiento social que se opone al saqueo económico y de los
recursos naturales perpetrado por el poder trasnacional y por los grupos económicos criollos.

Durante su gestión la represión, hostigamiento y persecución política contra las comunidades mapuche, sus comuneros y dirigentes se ha
intensificado con el objetivo de desarticular y dividir el movimiento que lucha por la recuperación de sus tierras ancestrales y por
ejercer el derecho a la autonomía y libre determinación. Derecho ampliamente reconocido en tratados y pactos internacionales que el
Estado chileno ha firmado y ratificado.

La aplicación de la ley antiterrorista, el racismo endémico arraigado en lo más profundo de quienes ejercen el poder en Chile, la impunidad
con que actúan las fuerzas policiales que torturan a los prisioneros, maltratan ancianos, a personas con discapacidades, así como a niños y niñas; disparan sobre la población mapuche desarmada e incluso, cometen asesinatos, como es el caso de los crímenes a mansalva del
comunero  Alex Lemún Saavedra y del lonko Juan Collihuin, son parte de la realidad cotidiana que vive el pueblo mapuche.  Estos dos
últimos asesinatos han quedado olvidados por la impunidad de la  justicia chilena. Asalto y allanamientos de comunidades, uso de tanquetas, helicópteros artillados e incluso la marina de guerra, se utilizan para reprimir la lucha mapuche.

En la actualidad, su gobierno ha incrementado el control policial en territorio mapuche a través de personal de Carabineros de Malleco y de organismos de inteligencia provenientes de la Capital en las comunas de Ercilla, Collipulli, en la provincia de Malleco y en los sectores de Contulmo y Lleu Lleu de Arauco, las cuales representan las zonas donde se han identificados diversos focos de conflicto latente entre comunidades y empresas forestales.

La intensificación de la persecución política durante el último año y los intentos por acallar la lucha de resistencia mapuche, como son los casos contra la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco-Malleco, las comunidades de Temucucui, Juan Paillalef, Temulemu, Pascual Coña, por mencionar algunas, ha sumado, a la ya larga lista de prisioneros políticos, tres nuevos dirigentes mapuches que han sido encarcelados y  condenados por la aplicación de la  Ley Antiterrorista u otras disposiciones legales del Estado: José Llanquileo Antileo, José Huenchunao Mariñan y Héctor Llaitul.  Además de los comuneros mencionados, se encuentran también prisioneros y prisioneras en las cárceles chilenas los siguientes dirigentes y autoridades mapuche: Jaime Marileo Saravia, Patricia Troncoso Robles, Pedro Queipul, Rafael Pichún Collonao, Juan Carlos Huenulao, Patricio Marileo Saravia, Waikilaf Cadin Calfunao, Antonio Cadin, José Landero, Ernesto Lincopan, Juana Calfunao y Luisa Calfunao.

Innumerables podrían ser los hechos que podríamos mencionar y que sustentan nuestras afirmaciones, pero usted ya tiene conocimiento de ellos y no ha hecho nada por enmendarlos, más bien, ha incrementado la deuda histórica que el Estado Chileno tiene con el pueblo mapuche y todos los pueblos originarios en el territorio chileno. Las promesas electorales no quedaron sólo en promesas, sino que se han
transformado en nuevos engaños a los cuales el pueblo mapuche ya está acostumbrado por parte de los diferentes gobiernos de la alianza denominada “Concertación de Partidos por la Democracia”. ¿Dónde está la ratificación del Convenio 169 de la OIT, el cumplimiento de las recomendaciones del Relator Especial para pueblos indígenas, la aplicación de las recomendaciones realizadas por el Comité del Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU  y  solicitudes  de un número considerable de  instancias
nacionales e internacionales?

Mientras por un lado, su gobierno intenta aparentar ser un ícono en defensa de los derechos humanos, la comunidad internacional repudia los atropellos en contra de las libertades civiles, políticas y los derechos a la libre determinación de los pueblos originarios. No nos referimos únicamente a los luchadores sociales, ni a las fuerzas progresistas que en innumerables ocasiones se han manifestados frente a las embajadas a lo largo del planeta, han juntado firmas, han protestado, se han solidarizado y continúan apoyando la justa lucha por la autonomía y los derechos del pueblo-nación mapuche.

Nos referimos a  instituciones de la Organización de Naciones Unidas, como es el caso del Comité de Derechos Humanos que en marzo pasado, emitió duras críticas al Estado chileno por la falta de cumplimiento del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, a
organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional que la semana pasada cuestionó seriamente a Chile en su informe anual referido al año 2006, a los informes de la Liga de la Federación Internacional  de los Derechos Humanos que manifiesta que Chile es
uno de los casos preocupantes en América Latina por la violación de los derechos elementales, por no mencionar Human Rigths Watch, la
Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) o la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que cuestionan seriamente el papel del Estado chileno en el caso de DDHH y en especial, en lo referido al pueblo mapuche.

Podríamos profundizar mucho más sobre estos temas y llegar a la raíz del asunto, pero de igual forma concluiríamos que el accionar del Estado chileno se sustenta en fortalecer el modelo económico depredador y salvaje que nada tiene que ver con el nombre de socialismo que lleva su partido.  Es el resultado del compromiso y el entreguismo asumido a lo largo de la historia con el poder trasnacional, con potencias extranjeras y con el mejor postor para la venta de la propiedad colectiva del país y de los territorios que no les pertenecen; en detrimento de su propio pueblo, de sus hijos, de su futuro, de los recursos naturales -sustento de la vida de los chilenos y de pueblos originarios-. Esta situación significa también la entrega de la dignidad de la organización que su gobierno representa, a la cual perteneció el querido presidente Salvador Allende, ferviente luchador contra los principios, valores y sistema económico en los cuales usted basa su gobierno.

Ante estos hechos y concientes del carácter del sistema que usted representa, no le pedimos, solicitamos, ni le exigimos nada. Estamos
seguros que la lucha popular, el movimiento autónomo mapuche y la conciencia social que crece cada vez más en el seno del pueblo
chileno, será la fuerza que logrará los cambios en las estructuras actuales y en el poder imperante. Tenemos la convicción y la certeza
que otro mundo y otro Chile es posible y necesario.

Le informamos que seguiremos trabajando por la liberación de todos los prisioneros políticos mapuche, por derogar la ley antiterrorista, por la anulación de la actual Constitución totalitaria heredada de la dictadura, por una Asamblea Constituyente que permita el libre debate
donde se discuta el tipo de sociedad que todos los chilenos y pueblos originarios quieren construir para sus hijos y por el fin de la
impunidad de los crímenes de la dictadura.  Continuaremos hasta alcanzar un sistema político, social y económico en el cual hombres y
mujeres, el pueblo chileno y los pueblos originarios puedan coexistir en un territorio libre de opresión, con respeto, igualdad de
condiciones y armonía con el ambiente y los recursos naturales. Seguiremos trabajando hasta que el pueblo mapuche logre su autonomía y libre determinación y el Estado chileno asuma la deuda histórica con los pueblos originarios.

¡LIBERTAD A  LOS PRISIONEROS  POLÍTICOS MAPUCHE!

Suscribimos esta Carta Abierta a la Sra. Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, las siguientes organizaciones:

1.         Defensoría Internacional de los Derechos de los Pueblos (DIDEPU), Jaime Valdés, Secretario General, Ginebra, Suiza.
2.         Asociación Tierra y Libertad para Arauco, Néstor Vega Salazar, Presidente; Daniel Pinos, Secretario; Lise Bouzide,
Tesorera, Paris, Francia.
3.         Asociación Pueblo", Tatiana Zúñiga Matamala, Presidenta, Francia.
4.         Asociación Intifrance"  Toulouse, Francia.
5.         Comité de Trabajadores Chilenos Exilados, Urbano Burgos, Presidente, Italia.
6.         Asociación Madre Tierra, Ginebra, Suiza.
7.         Association Suisse Cuba, Ginebra, Suiza.
8.         Asociación HAIPAZCOMUN, Ginebra, Suiza.
9.         Enlazando Alternativas, Ginebra, Suiza.
10.       Asociación ¿Dónde Están? Ginebra, Suiza
11.       Asociación ¡Liberes les Cinq!, Ginebra, Suiza.
12.       Cea-CISA, Ginebra, Suiza.
13.       Espacio Afroamericano, Ginebra, Suiza
14.       Comisión de Apoyo a los Pueblos Originarios de Chile, de la Asociación de Chilenos Residentes en Ginebra
15.       Action Populaire Contre la Mondialisation, (APCM), Ginebra, Suiza.
16.       Comité Bolivarien de Suisse, Suiza.
17.       Asociación Mapuche Stinching / FOLIL, Rafael Railaf, Países Bajos.
18.       Organización Mapuche Meli Wixan Mapu, Chile.

Se adhieren también las siguientes personas:
1.         Patricio Ortiz, Refugiado Político Chileno en Suiza,
2.         Jéssica Moraga Caro, enfermera, chilena residente en Suiza.
3.         Juan Moraga F., jubilado, chileno residente en Suiza
4.         Silvia Caro C., jubilada, chilena residente en Suiza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Pia Barrios Huaman -

me gustaría sabier si puede responder estas cartas la presidenta de Chile ,espero que conteste
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pia Barrios Huaman -

me gustaría sabier si puede responder estas cartas la presidenta de Chile ,espero que

Leonel Gallardo Escalona -

sra. presidenta no allo la forma de comunicarme con usted. necesito pedirle algo, no es plata. por favor conteste a mi mail. ya que no se como mandarle una carta a usted.
traiguen, novena region
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres